Los problemas más comunes de una lavadora

Este post pretende ser una guía general de los problemas más comunes a los que las personas se enfrentan con sus lavadoras de carga frontal y sus posibles soluciones. En ella vamos a analizar las preguntas más frecuentes que la gente se hace a nivel general, pudiéndose aplicar para casi cualquier marca de lavadoras.

Los atascos en la lavadoras nos pueden jugar una mala pasada

No olvides tomarte tu tiempo para comprobar las cosas más simples en primer lugar (si está enchufada, si está conectado el tubo del desagüe, si tienes la llave de paso del agua abierta...).

Ya sabemos que son cosas muy básicas, pero que más de una vez se nos ha olvidado comprobar y debido a eso hemos perdido mucho tiempo y dinero. No hay que sentirse mal por dar un repaso rápido a los puntos básicos ¡todos nos despistamosy la liamos de vez en cuando!

Seguir leyendo

Cómo organizar nuestro espacio de trabajo

Hace unas semanas compartía con vosotros mi nuevo espacio de trabajo, un estudio en el que paso muchas horas al día, por lo que tengo que tenerlo bien limpio y organizado para no perder tiempo en encontrar lo que necesito.

Muebles de oficina

Admito que es un desafío constante, algunos días recibo a clientes y comerciales y mi cocina y mesa de trabajo debe de tener un aspecto pulcro y ordenado, pero otros días (la mayoría de ellos) parece que por la cocina ha pasado un auténtico tornado después de rondas de cócteles y pruebas de recetas.

Pero estoy plenamente convencida de que un espacio bien ordenado se traduce en una mente ordenada y creativa.

1

Así, con un poco de práctica, mantendremos nuestro espacio de trabajo organizado en medio del caos ocasional.

Los aspectos organizativos son clave, por eso si quieres saber todos los detalles de como lo hago yo sigue leyendo.

Seguir leyendo

Colorido y original dormitorio principal

Este otoño no quiero salir de casa, quiero caer rendida ante el confort y la calidez del hogar, y que mejor manera de hacerlo que en el dormitorio.

Pero no uno cualquiera, sino el dormitorio ideal.

He elegido este dormitorio principal por su luminosidad, por su elegante y a la vez alegre combinación de colores, y sobre todo por la decoración de la pared que tiene detrás de la cama, que afortunadamente podemos copiar con el DIY que os dejo abajo.

Resultado del cabecero

La elección de los colores me parece fantástica, colores suaves que transmiten paz y serenidad (algo necesario a la hora de conciliar el sueño).

El cabecero de la cama es de estilo capitone en un color blanco roto, una pieza atemporal que gana con el paso del tiempo.

Se ve el resultado

Este tipo de cabeceros están muy de moda y los vas a poder encontrar en cualquier tienda de decoración, aunque si quieres lo puedes hacer tu mismo. Solamente tienes que elegir la forma que quieres que tenga tu cabecero y hacerla en una plancha de madera. Forrarla con la tela que prefieras y pegarle unos botones grandes repartidos ordenadamente por todo el cabecero.

Los cojines tienen inspiración griega, los de color coral al fondo los podemos hacer nosotros mismos con un trozo de tela lisa en color coral y un lazo en color melocotón, al igual que los cojines medianos de rayas azul y blanca, un estampado muy marinero que encontraremos en cualquier tienda de telas.

El cojín alargado en color turquesa quizás es el más difícil de encontrar, pero los hay similares aquí.

2

Para la ropa de cama es fácil: una colcha blanca sencilla con un ligero relieve y una manta super suave en color turquesa.

Los muebles como la cómoda y la silla están armoniosamente combinados en color blanco y dorado, al igual que las mesitas, con ciertos detalles de alrededor del mismo estilo y color.

1

La silla esta vestida con un cojín de la misma gama de turquesas que los de la cama, y una manta de piel sintética doblada. ¡Me encanta su textura!

La alfombra es quizás lo que menos destaca en colores sobrios como el gris y el beige, es de pelo suave, ideal para los pies más delicados y la podéis encontrar en la web de Urban Outfitters muy similar.

Que no falte elementos verdes en forma de plantas y flores colocadas sobre unos cuencos de madera pintados y un soporte de macramé hecho a mano o bien en tarros de cristal.

Las mesitas de noche son de Ikea y han sido re-decoradas dándole una capa de pintura blanca y añadiendo un tirador dorado y unos embellecedores dorados en las esquinas. El resultado es inmejorable.

Los elementos de iluminación en metal dorado y cristal y la artesanía decorativa en tonos dorados ponen la guinda al pastel a un dormitorio principal para no salir de el.

Pero lo que más llama la atención de esta habitación es la pared frontal de madera festoneada, un diseño muy atípico pero que sorprende el resultado.

Si te ha gustado y también quieres decorar la pared de tu habitación del mismo modo, ahora puedes hacerlo con el tutorial que os pongo a continuación.

No hace falta que seas un manitas para poder confeccionarlo, aunque si hace falta que tengas maña.

DIY Pared Festoneada

Materiales que vas a necesitar:

  1. Un rotulador que sea para pintar la pared (este en concreto es de color dorado) punta normal
  2. Cartón o papel grueso para hacer la plantilla
  3. Lápiz
  4. Paneles de madera contrachapada
  5. Sierra de calar para cortar madera
  6. Tijeras
  7. Cinta de montaje (es adhesiva por los dos lados)

Mueble para el dormitorio

Lo primero que tenemos que hacer es dibujar con el rotulador la forma que queremos darle, para ello vamos a utilizar una plantilla circular (de unos 30 cm de diámetro) o cualquier objeto circular que nos valga (tapa de cazuelas o de ollas, platos…) y vamos marcando el borde de media circunferencia de la forma que nos indica la foto.

¡A decorar!

Con un lápiz, marcamos sobre el cartón la forma de nuestra plantilla y la recortamos.

Después la pasamos y calcamos sobre el panel de madera contrachapada y la recortamos con la sierra de calar.

Preparando el cabecero

Cortamos un trozo grande de la cinta de montaje adhesiva y la pegamos sobre la pieza de madera. A continuación pegamos el lado opuesto sobre el dibujo que tenemos en la pared, dándole ese aspecto de abanico abierto.

Pues ya lo tenéis todo, la idea y la forma de hacerlo, solo os falta comprar los materiales y poneros a ello.

Sillones de masaje

Los sillones de masaje se están convirtiendo en la forma más popular de tener un experto en masajes dentro de casa. Y ya se han vuelto un elemento más en muchos lugares que frecuentamos. En los aeropuertos, centros comerciales, centros de congresos, salas de ejecutivos, o incluso en las salas de espera de dentistas y clínicas privadas. Es fácil encontrar una pareja de estas butacas para darnos un descanso y acercar el masaje profesional dado por estos modernos muebles.

Con frecuencia durante el día nos encontramos en posturas rígidas en la silla de la oficina, conduciendo nuestro coche o vehículo profesional, o bien cargando nuestra espalda si tenemos una profesión que exige un trabajo físico y repetitivo. Aunque durante el día nos mantengamos activos, por la noche notamos dolores y molestias en nuestros músculos, que piden que les demos la atención debida.

Por desgracia, el ritmo de vida moderno hace difícil encontrar un hueco libre en nuestra agenda para visitar a un terapeuta o masajista profesional con regularidad. Afortunadamente hoy en día solucionamos ese problema gracias a la tecnología, ya que la industria del mueble nos presenta la terapia de masaje integrada en nuestra butaca favorita.

¿Cómo se ha llegado a tener este mobiliario con función de masaje, y cómo se ha vuelto tan popular? Estos sillones eran practicamente desconocidos antes de 1986, pero desde entonces han captado la imaginación y deseo de la población de Estados Unidos y, más recientemente han llegado a los países de Europa, conquistando a los consumidores. En este artículo descubriremos algunos de los hitos en el desarrollo de los sillones de masaje. Ten en cuenta que es un artículo personal y daré mi punto de vista, no pretendo eregirme en una fuente de autoridad en el tema.

Dónde comprar sillones de masajes

Antes de comenzar, haré un pequeño inciso para recomendar sitios donde adquirir una de estas butacas. En esta web están los sillones más baratos, aparte de que tienen una amplia colección de los que incorporan masaje motorizado entre sus funciones. El más barato es este, y por algo más está el modelo con función levanta personas.
Antes de comenzar, haré un pequeño inciso para recomendar sitios donde adquirir una de estas butacas. En esta web están los sillones más baratos, aparte de que tienen una amplia colección de los que incorporan masaje motorizado entre sus funciones. El más barato es este, y por algo más está el modelo con función levanta personas.

Otras opciones son los de Osim, mucho más avanzados y no aptos para todos los bolsillos.

Realizar un masaje a los clientes mientras están sentados no es un fenómeno contemporáneo. No hemos inventado nada nuevo.

Durante siglos, ilustraciones japonesas muestran a personas que acaban de salir de un baño, y que reciben un masaje mientras están sentadas en un taburete bajo.

De hecho, muchos muebles japoneses en especial mesas y sillas tienen un estilo que proviene de la tradición de que el usuario se siente o recline para recibir un masaje. A destacar que la postura habitual es la de estar sentado, no tumbado. Podemos por tanto suponer que durante siglos ha sido normal que las personas se dieran masajes mutuamente en postura vertical, para tratar sus doloridos músculos.

Del mismo modo, durante este siglo, trabajar el cuerpo de los clientes mientras están sentados siempre ha sido una opción y se ha encontrado en diferentes contextos. Por ejemplo, el masaje sentado está expresamente indicado en una variedad de modalidades de tratamiento corporal, como el Rolfing y Feldenkrais. Y, con popularidad de las butacas de masaje, estamos empezando a escuchar a algunos de los veteranos de nuestra profesión sobre la forma en que ellos utilizan el masaje sentado en sus prácticas regulares.

Un buen ejemplo, que me llamó la atención, es la historia de Ginger Robinson natural de Fort Worth y de 76 años de edad. Lleva una larga carrera como masajista, trabajando a nivel profesional desde finales de 1960. Aunque reconoce que lleva desde los 6 años de edad aprendiendo y realizando tratamientos físicos. Recuerda que ya de niña daba pequeños tratamientos en el cuello y la zona de os hombres a los trabajadores de General Dynamics. Así comenzó su larga carrera. Recuerda que hizo sus primeras demostraciones sobre cómo dar masajes a clientes sentados en la convención estatal de Texas de la Asociación Americana de Terapia de Masaje (AMTA)ambul en 1978 y más tarde en una convención a nivel nacional de AMTA.

Por último, tenemos que reconocer que a finales de 1970 y principios de 1980 había ya un pequeño número de profesionales que empezaban a sentir que masajear los clientes en una posición sentada puede ser algo más que una herramienta puntual dentro del repertorio de de herramientas de un profesional quiropractico.

Otro caso muy conocido en tierras americanas es el de Michael Neal. Comenzó a practicar la técnica del masaje sentado en el año 1983 y continua en activo, siendo uno de sus clientes más visibles nada menos que Disney, lo que le ha ganado mucha visibilidad.

Todos estos profesionales, y muchos otros merecen nuestro reconocimiento por mantener viva la tradición de dar tratamientos en postura vertical, y han sentado las bases de muchas de las actuales técnicas.

Como hemos visto, este tipo de tratamientos en postura sentada o reclinada no es ninguna novedad, llevan mucho tiempo en circulación. Durante las últimas dos décadas se han producido dos importantes pasos adelante para el masaje sentado.

El primero ha sido enfocar este tipo de tratamientos desde la perspectiva de “estilo de vida” que tan en voga está. El segundo ha sido presentar el masaje como un tratamiento de belleza y salud.

Mientras que el masaje a nivel terapéutico sigue siendo importante, el verdadero despegue del sector ha llegado de la mano de presentar estas técnicas dentro de los salones y clínicas de belleza, o bien como un tratamiento de lujo para nuestros cuerpos.

Pocas personas llegan a recurrir a un masaje terapéutico a manos de un fisioterapia profesional, salvo que sufran alguna lesión. De la misma manera, otros son reacios a los masajes debido a que los relacionan con un tratamiento de belleza.

De ahí se ha producido el auge en los sillones masajeadores, ya que son utilizados en la intimidad del hogar, sin depender de terceras personas y a gusto y demanda del usuario. No son comparables al tratamiento otorgado por un fisioterapeuta pero sí que tienen reconocibles ventajas. Entre sus principales ventajas está el hacer un usu habitual del sillón, y disponer por tanto de tiempo varias veces a la semana para recibir el tratamiento. Basta sentarse en la butaca con masaje incorporado para comenzar a descubrir cómo reaccionan nuestras articulaciones y músculos.

Cómo exprimir al máximo un armario pequeño

Vivir en un apartamento pequeño tiene sus ventajas, como ser capaz de coger un vaso de la cocina sin moverte del sofá, pero también tienen sus desventajas. Una de ellas es el armario que, solidarizándose con el apartamento, es muy pequeño también.

Aprovechar los espacios del armario

Si después de haberte desecho de las cosas que no usas y haber hecho limpieza de accesorios todavía te preguntas donde vas a meter todas las cosas que tienes en ese minúsculo espacio estás en el sitio adecuado.

Armario pequeño bien aprovechado

A continuación os dejo 10 maneras de sacar el máximo provecho posible a un armario pequeño con sólo añadir elementos de almacenamiento extra. Son muy fáciles de colocar y nada caros.

Saca partido a tus muebles

  1. Barra extensora: Duplica el espacio para colgar las prendas dentro del armario con una barra extensora. Esta amplia barra nos proporciona una zona adicional donde colocar los atavíos que se tienen que colgar en perchas. Lo mejor de todo es que no requiere ninguna instalación, solamente tienes que colocarla encima de la barra de tu armario, ajustarla a la altura que prefieras y listo. Son robustas y aguantan bien el peso que le pongamos. Este modelo le he encontrado en Amazon.
  2. Separador de estantes: Los suéteres y jerseys no se van a caer nunca más con esta ingeniosa herramienta que divide la balda en dos. Podremos colocar las prendas en vertical sin miedo a que se caigan y se junten. Es ideal para enderezar y tener ordenado montones de ropa voluminosa como toallas y ropa de cama.
  3. No lleva instalación previa, solamente tienes que deslizar el separador por la balda, y cuando quieras quitarlo haz lo mismo. Esta fabricado en acero resistente y tiene una base de goma para no moverse.

  4. Cestas metálicas: Estas cestas son super prácticas. Tienen unas agarraderas para deslizarlas sobre la balda o estantería y servir como organizador opcional. En este caso es valido para armarios, pero como veis también podemos usarlas para cualquier estancia de la casa. Además las hay en varios tamaños para adaptarlas al espacio que tengas.
  5. Ganchos y colgadores nuestros mejores amigos: Entra en tu armario (o tan cerca como puedas estar), ¿Ves algún espacio que no esté tapado por ropa? Pues pon un gancho ahí. O mejor aún, si tienes espacio suficiente por un perchero o un colgador con varios ganchos como hizo esta blogger en su transformación de armario.

    Es una manera de recuperar un espacio que estaba perdido y podemos colocar en ellos prácticamente cualquier cosa: prendas, joyas, bolsos, cinturones, bufandas…es muy cómodo también para colocar la ropa que hemos usado durante el día, pero que no esta sucia ni lo bastante limpia para volverla a guardar.

  6. Almacenamiento encima de las puertas del armario: Otro brillante uso de los ganchos es para colgar maletas y bolsas de viaje en el espacio entre el techo y la puerta del armario.

    5

    Normalmente ese es un espacio perdido que no utilizamos y así podremos optimizar el espacio. Se puede guardar en esas maletas prendas y accesorios de otras temporadas, pero sin cargarlas demasiado, así matamos dos pájaros de un tiro. Pero ¡recuerda que las tienes ahí almacenadas!

  7. Organizadores en las puertas del armario: La parte trasera de la puerta de nuestro armario es otro de los espacios más desaprovechados que hay. Podemos adquirir organizadores adaptados para ese hueco o simplemente colocar una barra para colgar los pañuelos, bufandas y hasta zapatos. Solo necesitas unos pequeños organizadores de Ikea y un poco de imaginación.
  8. Organizador de zapatos: Cambia por completo la parte inferior de tu armario con un organizador de zapatos de varios pisos. Tienes unas cuantas opciones aquí.

    También puedes colocarlo sobre alguna balda o estantería para optimizar el espacio.

  9. Barras colgantes en el espacio muerto de esquinas: Es una situación que ocurre mucho, armarios que parecen pequeños pero solo porque tienen espacios muertos en los que no podemos colocar fácilmente ninguna prenda. Para esas situaciones lo mejor es poner unas barras y colgar en perchas las cosas.
  10. Para manitas: Si estas hecho un manitas, con unos pocos organizadores y distintas piezas puedes armar cada espacio personalizado de tu armario. Si no lo eres pide ayuda profesional.
  11. Para los no tanto: Si lo tuyo no es el bricolaje puedes hacer tu propio organizador con un sencillo mueble de Ikea y unas barras colgadas. No quedará muy profesional, pero por lo menos estarán las cosas ordenadas, que es lo que cuenta.